Los míos

Mi mundo se compone, en su núcleo, de cuatro elementos: mi santo (denominación tomada prestada de Elvira Lindo), mis dos churumbeles y servidora.

Cuando de pequeña y me preguntaban que quería ser cuando fuera mayor, yo contestaba: “mamá”. Durante la adolescencia era muy “mami” con los amigos y en el trabajo creo que los tengo a todos adoptados. Es un rol que ejerzo desde hace tiempo.
La maternidad ha sido mi sueño desde que tengo uso de razón. Proyecte y orienté mi vida profesional a poder compatibilizarla con los hijos y la vida puso  en mi camino hace ya casi 20 años, a la persona con quien hacer  realidad mi sueño.
Tardaron en llegar mas de lo esperado pero con 22 meses de diferencia nacieron Momo (3 años y medio) y Nana (20 meses).
Y aunque nos llevan agotados y en ocasiones nos exasperan hasta “el infinito y más allá”, no seriamos nadie sin ellos. Y en días como el de hoy, en el que Nana ha descubierto el teatro y Momo se ha acostado diciéndome: “Mami te quiero mucho”, se que todo merece la pena y que estamos aquí por y para ellos.
Lo se, soy una mami muy típica y me encanta serlo.
 Mil besos, mil sonrisas
Ana

Deja un comentario