CaperuAna: Abuelita, qué orejas tan grandes tienes

Con bastante retraso, traigo aquí el disfraz de Carnaval de mi peque.

Tengo un problema gordo, y es que yo invento y maquino mucho pero luego no tengo arte para llevar las cosas a termino. Pero igual que tengo este problema, tengo mucha suerte, porque cuento con las manos (ahora un poco pochitas) de la SUPERABUELA, mi madre, tiene mucho arte y además mucho amor por sus nietos por lo que no se puede negar cada vez que llego con una de mis “ideas felices”. Y a lo que ella no llega, que es poco cuento con la cuñada procastinadora, que esta si que es una artistaza.

Bueno pues uno de mis últimas ocurrencias fue vestir a mi niña de Caperucita Roja, inspirándome (qué bonita palabra para disimular que copiamos) en una foto  maravillosa de Charla Anne, una mamá que hace unas fotos preciosas de su famila. Creo que su blog fue uno de los primeros que seguí, Love Charla Anne.

La hija de Charla Anne Lily disfrazada de  Caperucita Roja

Lily Caperucita roja

Esta es la foto que desató mi envidia más insana y la guardé hasta que Nana pudiera lucir semejante monada. Este año parecía el apropiado y pertrechada de la foto cargada en mi Ipod y de una cara mezcla pena mezcla deseo, me puse delante de las dos costureras suplicándoles ayuda.

Mi primera idea era hacerlo todo lo más sencillo posible, capa de fieltro sencillita, vestido comprado y lobito casi de cartulina pero ante esto la Super Abuela puso el grito en el cielo y dijo: “yo para hacer algo cutre,  no hago nada” y el resultado aquí lo tenéis:

Capa y Vestido de Caperucita Roja

El resultado

Una capa preciosa con su vichy de forro y su picunela, cómo me gusta la picunela, y un vestido de H&M de 5,99 (no miento, esta monada de mazanitas vale eso) y un lobo para comérselo obra de la cuñada craftinadora en fieltro de lana.

Foto detalle del lobo que lleva el vestido

Qué dientes más grandes tienes

Con esto, una rebequita roja, sus taconcitos de gitana y una cestita decorada con whasi tape con frutas de juguete, mi chica fue la sensación de la guarde y de los invitados a su cumple, qué ese día repetimos disfraz.

Foto de Nana vestida de Caperucita

CaperuAna

Mil besos, mil sonrisas y mil gracias a las dos artistas de la familia

Ana

PD: Momo primero quería ser el lobo y en el último momento tuvimos que improvisar un disfraz de cazador para el cumple de Nana: cazadora de Primark de 5,99 (parece un precio hecho para mi), escopeta del chino y gorra de papá

Foto de Momo de Cazador

Alto lobo

0 pensamientos en “CaperuAna: Abuelita, qué orejas tan grandes tienes

Deja un comentario