Carvado de sellos: Yo le pongo ganas…

…pero de verdad que lo mío son dos manos izquierdas

El sábado fui a mi primer y no se si último taller de carvado de sellos. Julieta sin Romeo, una tienda murciana la mar de cuca, organizó un taller a cargo de Covi de Covitaca Handmade y “pa’ lla'” que fui yo. Lié también un poco, aunque no me costó mucho a la cuñada craftinadora que tengo. Ella jugaba con ventaja, ya había experimentado antes con es este tema.

El sábado día 30 de junio, estábamos allí las dos a las 10 en punto como dos relojes. Nos encontramos a Ana, una de las dueñas de la tienda, un solete y a Covi prepárandolo todo.

Foto de los materiales

Nuestro material

Un trocizo de goma Milán de toda la vida, una plancha un poquito más grande de goma, un lápiz, unos folios y una caja que contenía la herramienta de carvado: una gubia

foto de la gubia

La gubia y sus puntas

En esto del carvado de sellos hay dos destrezas personales que yo creo importantísimas: precisión y paciencia. Y yo carezco de las dos, por lo que se puede imaginar el resultado.

Empezamos familiarizándonos con los materiales, carvando líneas, curvas, comprobando para que servía cada punta

foto de carvado

Mi primer triángulo (haciéndome sombra yo misma)

Nos pasamos la mañana dándole a la gubia, haciendo dibujos (unos mejor que otros, tuve unos compañeros de curso muy artistas), carvándolas en las planchas de goma y estampando el resultado. Con algún kit kat para comer bizcochito del rico que nos prepararon.

masaico de fotos del taller

Las manos de mi cuñada en plena acción

Arriba se puede ver alguna de mis obras de arte, no me decidí a confesar que tenía este pequeño espacio por lo que no hice fotos del trabajo de mis compas, que os aseguro fue espectacular pero Ana ha colgado algunas en el Facebook de la tienda [y en Covitaca Handmade han publicado esta entrada el 12 de jukio de 2012.]

Fotos del facebook de Julieta sin Romeo

Un poquito de lo que allí pasó

Resumen: una mañana de los más graciosa. Por mi parte me falta mucha práctica pero me encantó y me autoimpuse de deberes un rosetón como reto, si consigo hacerlo, lo enseño.

Experiencia más que recomendable y si os pica el gusanillo de los talleres en Murcia Julieta sin Romeo tiene buenas propuestas: aquí están las de julio

Talleres julio

 Mil besos, mil sonrisas

Ana

PD: Julieta es una preciosa niña de no llega a dos añitos hija de Ana

* Este post no tiene sponsor, ni intención publicitaria ninguna

0 pensamientos en “Carvado de sellos: Yo le pongo ganas…

  1. Pingback: A mi me gusta un taller más que a un niño un caramelo | ¿Mi mundo? Los míos

Deja un comentario