Planes con peques: A la toma de El Batel

Como si de un barco de los que tiene delante se tratara, el sábado procedimos a abordar El Batel, el Auditorio y Palacio de Congresos de Cartagena.

La dirección de este maravillo auditorio (no dejéis de visitarlo si estáis por Cartagena, el edificio es precioso) ha tenido la genial idea de organizar talleres para niños bajo el título de “Mi pequeño auditorio”, los últimos domingos de cada mes. La edición a la que nosotros hemos acudido ha sido la primera y la hicieron en sábado.

Logo de la actividad

Mi pequeño auditorio

Allí que nos fuimos los cuatro con otros amigos con niños a pasar una mañana inolvidable.

La oferta de actividades está compuesta por títeres, puzzles, pintura de camisetas y visita guiada por el Auditorio

Oferta de talleres Cartel

Los talleres

Nosotros nos repartimos, Nana y yo fuimos a los títeres y papá y Momo a pintar camisetas y al final todos juntos con el Profesor Arpegius vimos las instalaciones y aprendimos un montón de cosas sobre los instrumentos de una orquesta.

En los títeres ayudamos al Caballero de la Mano de Fuego a rescatar a una princesa pero como estaba oscurito para crear ambiente no tenemos fotos.

Momo y papá pintaron el Auditorio en una camiseta, según tengo entendido este taller corrió a cargo de el taller creativo “El mundo en una caja de cerillas

Mis dos artistas

Y al ladito de ellos, otros niños construían el Auditorio en chiquitito

puzle

Los puzzles

Y después, como os comentaba, conocimos al Profesor Arpecius

arpegius

Puff lo que pudimos aprender de instrumentos musicales

Para rematar la mañana, aunque nosotros no pudimos quedarnos demasiado, super recomendable tomarse una cañita en su magnífica cafetería, sobre todo en la terraza con estupendas vistas al puerto.  Aquí tengo que volver yo con calma y “a poder ser” sin niños 😉

terraza

Invita a relajarse y tomarse un mojito

Como se puede ver en las fotos aprovechamos la mañana a tope y los pasamos de cine. Es de agradecer que vayan apareciendo iniciativas de este tipo para que los niños se acerquen a la cultura y a los espacios dedicados a ella. Así conseguiremos formar adultos con valores culturales sólidos.

Gracias BATEL, y ¡queremos más actividades como esta!

Mil besos, mil sonrisas

Ana

Deja un comentario