En la cocina: Magdalenas “de toda la vida”

Tengo que reconocer que la repostería creativa me pierde, pero me pierde por al vista. Esos lujosos cup cake con preciosos topping hechos con manga pastelera, esas maravillosas tartas reproduciendo la torre de Rapunzel… pero al final el buttercream del que están hechos la mayoría de los topping o el fondant me resultan empalagosos y aunque visten una mesa de fiesta muchas veces se quedan a medio comer. (Qué si “santo”, que si, que te doy la razón)

Yo soy golosa pero sobre todo soy de repostería, me encantan las cosas “de masa” bizcochos, ensaimadas, croasanes… y cuando vi esta receta de magdalenas “de las de toda la vida” en el Blog de Marietta pensé que eran una buena opción como desayuno para los peques.

Sweets and gifts cabecera

Sweets and gifts cabecera

Sweets and Gifts es el blog de Maria y yo lo conozco desde su nacimiento no hace mucho, María es una amante de la cocina, la fotografía (que arte tiene la tía) y las cosas bonitas y su casita en internet es un reflejo de todo esto. María en su blog recoge esta receta de Magdalenas de Naranja que traigo yo aquí y unos consejos útiles seleccionados de otros blogs para que las magdalenas queden bien porque aunque pueda parecer lo contrario, no son nada fáciles de conseguir. Yo siempre he creído que una masa de bizcocho normalita en moldes ya valdría pero no. Así que antes de ponerme manos a la obra me empapé de este post de Maria:

y me puse manos a la obra:

Ingredientes (la receta original es de Velocidad Cuchara pero María adaptó los ingredientes y así quedan fenomenal):

  • 175 grs. de azúcar
  • 4 huevos temperatura ambiente
  • 80 grs. leche
  • 120 grs. mantequilla textura pomada
  • 120 grs. aceite girasol (yo las hago con aceite de oliva suave)
  • 1 pellizco de sal
  • 1 naranja
  • 1 sobre levadura royal
  • 4 sobre gasificante (2 de cada color)
  • Media cucharita de azúcar avainillado (a mi se me olvidó)

Manos a la masa: La receta es para Thermonix (TX) y sin ella, tras leer los consejos útiles diría que es necesario al batir no aburrirse, ya que parte del resultado final dependerá de el tiempo que se hayan batido los huevos.

1 paso: Tamizar la harina con la levadura y los sobres de gasificante, en la TX 30 seg. velocidad 3. Reservar

2 paso: Rallar la piel de la naranja y separarla de la parte blanca (amarga), triturar muy bien  la naranja con su zumo y reservarla

3 paso: Batir los huevos con el azúcar (aquí debería haber ido el azúcar avainillado que olvidé). En la TX poner la mariposa, 5 min., 37º, velocidad 3 y otros 5 min., sin temperatura,  velocidad 3.

Sin TX, como digo batir hasta el aburrimiento para que el huevo coja aire y así luego suban en el horno y no se caiga, esto hace que estén esponjosas.

4 paso: Retirando la mariposa si es la TX, añadir la leche, el aceite y la mantequilla y mezclar 10 seg., velocidad 3.

5 paso:  Sumar la sal, la harina previamente tamizada con la levadura y el gasificante y la naranja con su ralladura y zumo. Mezclar en TX 2 min,. velocidad 5. Con otros aparatejos, mezclar también teniendo en cuenta el tiempo.

Una vez terminada la masa, dejaremos reposar en la nevera en un bol bien cerrado dos horas mínimo, así quedarán altitas.

Una vez trascurrido el tiempo, preparara el horno arriba y abajo (aire NO) a 250º, preparar los moldes y verter la masa llenándolos 2/3  y hornear a 200º de 13 a 15 minutos. Esto según hornos porque las mías estuvieron media hora de reloj.

Como en cualquier receta con masas que crecen, intentar no abrir el horno porque se caen del cambio de temperatura (que en mi caso tiene mérito porque mi horno no tiene luz y allí que me pongo yo delante a mirar si están o no con la linterna).

taza magdalenas

Mi desayuno del domingo

Resultado: Decir que me sorprendí a mi misma: Esponjosas, sabrosas, bonitas y duraron en tiernas conservadas en un recipiente bien cerradito varios días. Salieron unas 18 o 20 unidades con esta cantidad de masa y María dice que se puede congelar aunque yo no se…

ricorico

ricorico

¿Los niños? Ni las probaron, decidieron que eso no era para ellos y es que me han salido como el padre más de jamón que de dulces. Así que nos las hemos comido entre el Abu Aquín, los compas de trabajo y una servidora. A él, se las presenté así de monas.

Lo que me gusta a mi una huevera para empaquetar

Lo que me gusta a mi una huevera para empaquetar

Bueno me ha quedado esto un tanto largo pero como a mi me gustan las recetas claritas para que no me quede la sensación de que se me olvida nada.

Mil besos, mil sonrisas

Ana

0 pensamientos en “En la cocina: Magdalenas “de toda la vida”

Deja un comentario