A mi me gusta un taller más que a un niño un caramelo

Para que voy a decir otra cosa si es así. El aprender cositas nuevas, compartir el rato con gente con tus mismas aficiones, descubrir lo truquitos de cada uno para hacer las cosas, que la gente te recomiende tiendas, materiales y los raticos de charleta mientras recortas y pegas, tienen su encanto.

Así que el sábado pasado me fui a otro, siempre con la colaboración y patrocinio de mi santo esposo (un altar se merece ya), que se encarga de nuestros vástagos; los entretiene, los cuida y los alimenta mientras la madre se va de “pingos” entre papeles y tijeras.

El taller estaba organizado por Julieta sin Romeo, tienda de cosas bonitas a más no poder que hay en Murcia en la calle Torreta, donde también hice hace unos meses el curso de carvado de sellos. Esta vez era de Scrapbooking navideño y nuestro proyecto era realizar tarjetas de felicitación aunque Elvira, la profe (no puedo dar datos sobre ella porque tampoco nos los dio a nosotras), nos ofreció cambiar por cualquier otra cosa que nos apeteciera.

Juieta sin Romeo Scrapbooking

Materiales + merienda = Qué buen plan

Yo elegí hacer una tarjeta con espacio para poner una foto. Realmente mi idea era convertirla en un adorno del árbol de navidad, que esta año me he propuesta que sea muy “made in Ana”.

Materiales que elegí

Parte de los materiales que elegí

La tarde no me cundió demasiado, entre que me decidía por las combinaciones y entre todas nos repartíamos el tiempo de Elvira para que nos explicara, dejé a medio mi tarjeta para terminarla en casa, bueno en parte porque quería ponerle un “sello” personal que aún no estaba en mi poder.

Creando

Mi tarjetón

el interior

El interior a falta de la foto

El interior lo decoré con este whasi tape tan chulo que me trajo Pilar de París. Gracias amiga por acordarte de mi.

Elvira nos propuso también aprender algo de broches en fieltro y yo me apunté como un rayo a la idea y aquí esta “mi primera obra de arte”

Mi reno

Mi reno

Ya en casa, días después, tras recibir mi regalo en forma de sello, terminé mi tarjeta a falta de una foto de familia que aún no nos hemos hecho. Esta posiblemente sea la tarea más difícil y este año la tarjeta se quede sin foto colgadita en el árbol.

La tarjeta terminada

Terminada

Mil besos, mil sonrisas

Ana

PD.: Me confundí de hora, llegué media hora antes y no tuve más remedio que hacer tiempo en Pequeña Miss Cupcake.

Capricho Red Velvet @PeqMissCupcake

Red Velvet: no tuve más remedio, yo no quería…

0 pensamientos en “A mi me gusta un taller más que a un niño un caramelo

  1. Pingback: Aprendiendo a hacer cosas bonitas… | ¿Mi mundo? Los míos

Deja un comentario